“Intentar producir aquellas transformaciones necesarias para que el transporte en Canarias y los operadores de transporte en Canarias estén en condiciones de afrontar el futuro con garantía de éxito”. Ese es el objetivo de la modificación de la ley de Transportes canaria en la que trabaja el Gobierno autonómico, según ha explicado el director general de Transportes. Elías Castro ha defendido la necesidad de “adaptarse” a los “cambios” que se están produciendo en el sector, pues considera que “el presente que tenemos no es suficiente para afrontar los retos futuros”. También ha destacado que hay que “priorizar el derecho del cliente” en esa nueva regulación.

En este sentido, ha puesto como ejemplo el aeropuerto de Lanzarote, señalando que cuando un cliente que llega a Guacimeta y “en ocasiones tarda hasta 50 minutos en poder obtener un taxi a su lugar de destino” se le está “dando un muy mal servicio, un servicio pésimo”. “Frente a eso, tenemos que priorizar el derecho del cliente”, ha recalcado Castro en Radio Lanzarote-Onda Cero.

Afirma sobre una posible liberalización que no se puede «mirar hacia otro lado»

El director general de Transportes se ha referido específicamente a las quejas del sector del taxi, que han mostrado su malestar ante la posibilidad de que la ley liberalice servicios de empresas como Uber. Castro ha afirmado, de un lado, que las quejas se producen tras la “filtración de un borrador”, asegurando que cuando haya una propuesta “real y definitiva” se contará con la opinión de todos los colectivos “para conseguir que el debate imprescindible sobre las nuevas formas de movilidad se haga con profundidad”. 

“Yo no quiero instalar nada y menos quiero ser agente de una empresa concreta y Uber es una empresa. Pero lo que no puedo hacer es mirar para otro lado. Hay un proceso mundial de cambios importantísimos en la movilidad”, ha dicho, de otro lado. “Entiendo perfectamente la preocupación de los actuales operadores acerca de su futuro. Pero antes de permanecer de espaldas a los problemas, lo importante es hacerles frente y darles la posibilidad de que puedan adaptarse a los cambios que, sí o sí, se van a producir. Darles la oportunidad de estar preparados y armados para defender sus posiciones dentro de un esquema de adaptación a las nuevas formas de movilidad es una exigencia del Gobierno de Canarias.”, ha añadido después.

“De piratería se lleva hablando 35 años, por lo menos”

Así, Elías Castro se ha referido a las críticas por “piratería” o “intrusismo” en el sector. “Llevo 35 años vinculado al sector del transporte en Canarias, y de la piratería se lleva hablando 35 años por lo menos”, ha dicho al respecto. De esta forma, el director general de transportes ha asegurado que se trata de un “problema antiguo”, que se “seguirá dando” y que “difícilmente” podrá “abordar” el Ejecutivo, porque tiene “muy complicada solución”.

“Sí podemos intentar ordenar los sistemas de transporte pensando fundamentalmente, porque esa es nuestra obligación, en el interés público.

Ese es el interés de 2 millones de canarios y los que nos visitan”, ha añadido, asegurando que intentarán “por todos los medios”, y con “todo el diálogo del mundo”, “no perjudicar los intereses de los operadores actuales”. La “mejor manera” de lograrlo, considera, es “dándoles los instrumentos para que se adapten a la nueva realidad”.

Se plantea una Ley de Movilidad que «priorice el transporte público»

 “Intentar producir aquellas transformaciones necesarias para que el transporte en Canarias y los operadores de transporte en Canarias estén en condiciones de afrontar el futuro con garantía de éxito”. Ese es el objetivo de la modificación de la ley de Transportes canaria en la que trabaja el Gobierno autonómico, según ha explicado el director general de Transportes. Elías Castro ha defendido la necesidad de “adaptarse” a los “cambios” que se están produciendo en el sector, pues considera que “el presente que tenemos no es suficiente para afrontar los retos futuros”. También ha destacado que hay que “priorizar el derecho del cliente” en esa nueva regulación.

En este sentido, ha puesto como ejemplo el aeropuerto de Lanzarote, señalando que cuando un cliente que llega a Guacimeta y “en ocasiones tarda hasta 50 minutos en poder obtener un taxi a su lugar de destino” se le está “dando un muy mal servicio, un servicio pésimo”. “Frente a eso, tenemos que priorizar el derecho del cliente”, ha recalcado Castro en Radio Lanzarote-Onda Cero.

Afirma sobre una posible liberalización que no se puede «mirar hacia otro lado»

El director general de Transportes se ha referido específicamente a las quejas del sector del taxi, que han mostrado su malestar ante la posibilidad de que la ley liberalice servicios de empresas como Uber. Castro ha afirmado, de un lado, que las quejas se producen tras la “filtración de un borrador”, asegurando que cuando haya una propuesta “real y definitiva” se contará con la opinión de todos los colectivos “para conseguir que el debate imprescindible sobre las nuevas formas de movilidad se haga con profundidad”. 

 “Yo no quiero instalar nada y menos quiero ser agente de una empresa concreta y Uber es una empresa. Pero lo que no puedo hacer es mirar para otro lado. Hay un proceso mundial de cambios importantísimos en la movilidad”, ha dicho, de otro lado. “Entiendo perfectamente la preocupación de los actuales operadores acerca de su futuro. Pero antes de permanecer de espaldas a los problemas, lo importante es hacerles frente y darles la posibilidad de que puedan adaptarse a los cambios que, sí o sí, se van a producir. Darles la oportunidad de estar preparados y armados para defender sus posiciones dentro de un esquema de adaptación a las nuevas formas de movilidad es una exigencia del Gobierno de Canarias.”, ha añadido después.

 “De piratería se lleva hablando 35 años, por lo menos”

Así, Elías Castro se ha referido a las críticas por “piratería” o “intrusismo” en el sector. “Llevo 35 años vinculado al sector del transporte en Canarias, y de la piratería se lleva hablando 35 años por lo menos”, ha dicho al respecto. De esta forma, el director general de transportes ha asegurado que se trata de un “problema antiguo”, que se “seguirá dando” y que “difícilmente” podrá “abordar” el Ejecutivo, porque tiene “muy complicada solución”.

 “Sí podemos intentar ordenar los sistemas de transporte pensando fundamentalmente, porque esa es nuestra obligación, en el interés público. Ese es el interés de 2 millones de canarios y los que nos visitan”, ha añadido, asegurando que intentarán “por todos los medios”, y con “todo el diálogo del mundo”, “no perjudicar los intereses de los operadores actuales”. La “mejor manera” de lograrlo, considera, es “dándoles los instrumentos para que se adapten a la nueva realidad”.

Se plantea una Ley de Movilidad que «priorice el transporte público»

“Nuestras carreteras no pueden crecer indefinidamente, nuestros servicios públicos de transporte tienen que dar respuesta adecuada a las nuevas necesidades y las formas de contratación de transporte cada segundo cambian y cada día hay una nueva app y un nuevo sistema”, ha explicado Castro, que señala que el “reto” de esta modificación es que “la movilidad en Canarias se parezca lo más posible a los derroteros que va siguiendo este proceso en Europa y en el Estado español”.

Para lograrlo, ha avanzado que el Ejecutivo se está planteando impulsar una ley de Movilidad. Castro ha explicado que la modificación de la Ley de Transportes es “fundamentalmente de carácter técnico y sobre medios y operadores de transporte” y, por ello, se está “trabajando muy seriamente sobre la posibilidad de poner encima de la mesa” esa ley de Movilidad que incida en otros aspectos.

En concreto, ha apuntado a una ley que “priorice el transporte público, no solamente en la planificación urbana, urbanística y económica, sino que lo priorice en la red de carreteras e infraestructuras que tenemos en Canarias, que priorice el cambio hacia modelos de movilidad más sostenible, más integrados y que dé como efecto, entre otras cosas, una reducción de la contaminación que produce el efecto invernadero y de las cuales la polución de los vehículos asciende a más del 40%”.

Entradas recomendadas