Multaron por irregularidades en el tacógrafo, deficiencias técnicas graves o exceso de peso

También multaron a los conductores por exceso de horas ante el volante o circular bajo los efectos del alcohol o las drogas

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civildenunciaron en la segunda semana de octubre a 2.969 camiones o autobuses por infracciones relacionadas con esos vehículos, como irregularidades en el tacógrafo, deficiencias técnicas graves o exceso de peso, e hicieron lo propio con algunos de sus conductores por exceso de horas ante el volante o circular bajo los efectos del alcohol o las drogas, entre otros motivos.

La Dirección General de Tráfico (DGT) se sumó a la campaña de control y vigilancia de camiones y autobuses desarrollada por la Red Europea de Policías de Tráfico (Tispol, en sus siglas en inglés) del 10 al 16 de octubre. Se trata de dos tipos de vehículos que el año pasado estuvieron involucrados en un 18% de los accidentes con víctimas en España.

Los agentes hicieron controles en todo tipo de vías y a cualquier hora sobre la velocidad a la que circulaban, las horas de conducción y descanso, el tacógrafo, el exceso de peso, los posibles defectos técnicos del vehículo o la seguridad de la carga transportada.

Además, comprobaron que la documentación del vehículo y del conductor era la correcta, que la conducción no se realizaba bajo los efectos de drogas o alcohol, o que todos los ocupantes del vehículo utilizaban el cinturón de seguridad.

Un total de 605 conductores fueron sancionados por exceso de horas de conducción, 460 por irregularidades en el tacógrafo y 309 por circular a velocidades superiores a las permitidas. Respecto a las condiciones de los vehículos controlados, 245 camiones y 23 autobuses fueron denunciados por deficiencias técnicas.

Además, los agentes inmovilizaron 68 camiones que presentaban deficiencias técnicas graves que imposibilitaban la circulación y a otros 19 más por exceso de peso.

Respecto al uso del cinturón de seguridad, un total de 96 conductores fueron denunciados por no llevarlo puesto y otros 24 por conducir bajo influencia del alcohol o drogas. Concretamente, 14 conductores de camiones y uno de autobús superaron la tasa de alcohol permitida, establecida en 0,15 mg/l para este tipo de conductores profesionales. Destacan también los nueve camioneros que dieron positivo en la prueba salival de drogas.

En el apartado referido a documentación, 981 conductores fueron denunciados por no llevar en regla la documentación referida al vehículo o al propio conductor.

Entradas recomendadas