El Cabildo tramitó 1.472 expedientes por infracciones en materia de transportes entre el 1 de junio de 2016 y el pasado 31 de mayo y emitió 1.456 resoluciones sancionadoras con multas que sumaban casi 1,72 millones de euros. Ayer presentó el nuevo Plan de Inspección a empresas y en carretera.

La lucha contra la competencia desleal y las irregularidades en materia de transporte, de mercancías y de personas, que compete al Cabildo se saldó en el último año con casi 1.500 expedientes sancionadores tramitados y multas que se acercan a los 1,72 millones de euros, según los datos aportados ayer por el consejero del área, Francisco Trujillo, al presentar el nuevo Plan de Inspección.

Del 1 de junio de 2016 al 31 de mayo de 2017 su departamento abrió 1.472 boletines, incoó 1.406 y resolvió con sanciones un total de 1.456. Dentro de esa labor de control se hicieron 109 inspecciones en el aeropuerto y 90 en empresas de 13 municipios, se tramitaron 37 denuncias ciudadanas y se recibieron 18 hojas de reclamaciones.

Del montante de multas económicas durante el citado periodo, Valora, el organismo encargado de recaudar las sanciones, cobró casi 1,15 millones. De ellos 712.000 se ingresaron en periodo ejecutivo, 340.000 mediante el pronto pago y apenas 90.500 euros en el periodo voluntario. Los 600.000 euros restantes, explicó Trujillo, están en vía de reclamación.

Con apenas seis inspectores en su plantilla, la Consejería de Transportes hace este trabajo en la colaboración con la Guardia Civil, las policías locales de cinco municipios y los agentes de la Autoridad Portuaria.

Entradas recomendadas