El director general de Infraestructura Viaria del Gobierno de Canarias, Manuel Agoney Piñero, asistió a la reanudación de las obras del proyecto complementario número uno del tramo El Pagador-Guía de la GC-2, en las que el Ejecutivo canario invertirá este año 2017 un total de dos millones de euros.

Los trabajos, que han estado suspendidos desde el 9 de marzo de 2016 debido a las indisponibilidades presupuestarias derivadas de los incumplimientos del convenio de carreteras, serán ejecutados por la empresa OHL.

Manuel Agoney Piñero señaló: «Como ya adelantó el vicepresidente y consejero de Obras Públicas y Transportes, Pablo Rodríguez, estimábamos prioritario reanudar las obras, y hoy ya es una realidad, por la necesidad existente de mejorar las condiciones de este tramo de la GC-2, una vía por la que transitan a diario cerca de 40.000 vehículos y que es clave para la conectividad de los municipios del norte con el resto de la Isla. En concreto, las actuaciones resolverán cuestiones de rehabilitación y restauración pendientes en el tramo».

Proyecto complementario número uno en el tramo El Pagador-Guía de la GC-2

El proyecto contempla el tratamiento y refuerzo de la ladera de San Felipe, ubicada frente a los falsos túneles de la GC-2, además de otras actuaciones como el refuerzo de la cimentación de la pila número cinco del viaducto número cuatro, en la zona de Llano Alegre, que presenta un elevado grado de descalce debido a las lluvias que se produjeron en 2015.

Por otra parte, paralelamente a esta actuación se llevará a cabo la eliminación de los caminos de obra realizados, tanto por la duplicación de la GC-2 como por los que se realizaron hace 40 años en la carretera de la variante de Silva.

Para finalizar las actuaciones contempladas en el proyecto, únicamente restará ejecutar el tratamiento de mejora del hormigón de los viaductos y dar continuidad al camino histórico de San Felipe.

Entradas recomendadas